SETENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE 9 DE MAYO DE 2013


Con fecha de 9 de mayo de 2013 el Tribunal Supremo ha publicado su Sentencia nº 241/13, en la que, con estimación parcial del recurso formulado por la Asociación de Usuarios de los Servicios Bancarios (Ausbanc), concluye considerando abusivas aquellas cláusulas suelo en las que no haya habido suficiente transparencia a la hora de informar al consumidor.


El Alto Tribunal no declara la nulidad de todas las “cláusulas suelo” incorporadas a contratos de préstamos hipotecarios, pero sí declara la nulidad de las cláusulas concretas que habían sido sometidas a su consideración, por entender que las mismas se hallaban contenidas en las condiciones generales de contratos suscritos con consumidores, y que en su inclusión en los contratos se habían dado las siguientes circunstancias:

  • La creación de la apariencia de un contrato de préstamo a interés variable en el que las oscilaciones a la baja del índice de referencia, repercutirán en una disminución del precio del dinero.
  • La falta de información suficiente de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato.
  • La creación de la apariencia de que el suelo tiene como contraprestación inescindible la fijación de un techo.
  • Su ubicación entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del consumidor.
  • La ausencia de simulaciones de escenarios diversos, relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar, en fase precontractual.
  • Inexistencia de advertencia previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otros productos de la propia entidad.

El Tribunal Supremo explica a lo largo de su extensa Sentencia 241/13 que para que una “cláusula suelo” sea considerada válida las Entidades Financieras deberán avisar expresamente al cliente de la existencia de estas cláusulas en el contrato y explicarle de forma clara y concisa lo que implican en su hipoteca.


Por otro lado, el Tribunal Supremo establece que no ha lugar a la retroactividad de la Sentencia. Esto implica que a pesar de considerar las “clausulas suelo” estudiadas como abusivas, esto no afectará a los pagos ya efectuados por los clientes a la fecha de la publicación de esta sentencia. Si bien este pronunciamiento encuentra su justificación en argumentos de trascendencia económica basados en el alcance colectivo de la acción ejercitada por Ausbanc, por lo que entendemos que no cierra necesariamente la puerta a efectuar dicha reclamación en acciones individuales.


En estos términos se han dictado diferentes sentencias posteriores a la del Tribunal Supremo (Sentencia del Juzgado de lo Mercantil nº2 de Málaga de 20 de mayo de 2013), en las que como consecuencia de la nulidad declarada, sentencian que deben devolver todas las cantidades cobradas en aplicación de la llamada “cláusula suelo”.


Para conocer los pasos a seguir a partir de la ahora para eliminar de los contratos la “clausula suelo” os invitamos a que rellenéis nuestro cuestionario general y así os informaremos de qué hacer en vuestro caso.

Si quieres conocer el contenido de la Sentencia del Tribunal Supremo accede a través de este link.

Otras Sentencias relacionadas con la eficacia - ineficacia de las cláusulas suelo pueden ser obtenidas en los siguientes links:

Sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos, de 23 de marzo de 2012

Sentencia del Juzgado Mercantil nº 1 de León, de 11 de marzo de 2011